Famoseo

Chuck Norris tal vez era de Bilbao

Hay cantidad de chistes, bromas, memes y gags que tienen a Chuck Norris como protagonista. Casi todas estas gracietas tienen la intención de hacer reír de manera ingeniosa buscando la hipérbole o la exageración. Los personajes a los que a lo largo de su carrera ha dado vida Carlos Ray Norris, que así es como se llama el buen hombre, le ha colgado el sambenito de tipo duro hasta la exageración, de ser indestructible capaz de resistir situaciones inverosímiles de forma caricaturizada.

Hablando en plata: la moda de hoy en día es hacer con Chuck Norris los chistes que lustros atrás se hacían con la gente de Bilbao. Muchas de estas exageradas bromas son las mismas de antaño, tienen el mismo contenido y apelan a la superioridad bruta y sobrenatural con que se afronta una situación. No hay dolor, como diría aquel, ni para Chuck ni para un bilbaíno de pro.

Un hombretón de Bilbao miraría al horizonte para ver por dónde anda la moto, esa que le dijeron que se arrancaba de una patada; ahora bien, cambiemos el sujeto “hombretón de Bilbao” por el sujeto “Chuck Norris”. Sigue teniendo sentido la cosa, ¿a que sí? Hagamos ahora la operación inversa. Hay un chiste famoso sobre el norteamericano que dice que Chuck Norris “es la única persona que le gana a una pared jugando al frontón”. ¿No ganaría alguien de Bilbao también a la pared después de jugar al frontón sólo un rato? Pues claro, además, de frontones qué le van a contar a uno de Vizcaya…

Bromas aparte, y aunque los chistes con Chuck suelen tener un componente más bélico, guerrillero y beligerante que los chistes con bilbaínos, los vínculos son claros entre ambos protagonistas del humor popular. Dicho lo cual, todos los bilbaínos podrían ser hijos de Chuck Norris, hijos que además podría haber engendrado en una sola noche. O, quién sabe, simplemente Chuck Norris es un bilbaíno de pro, por eso su nombre lleva una letra k más vasca que un aizkolari.